MADRES DE NONATOS (pérdidas gestacionales)

MADRES DE NONATOS (pérdidas gestacionales)

Para tantos es sólo algo que pasó. Para otros un mal trago que sucedió. Algo que olvidar.

Y te dicen: “hay para pasar página”, “no es para tanto”, “era sólo un feto”, “era sólo un manojo de células”.

Pasan los meses y olvidan que estabas embarazada. Olvidan que gestabas un ser. Sólo ven tus brazos vacíos.

Para nosotras, las madres, las que gestamos y sentimos la vida ajena fluir por nuestra venas, engrandeciendo nuestro útero, es una gran pérdida, un hij@ nonato, un ser al que amábamos y perdimos.

Hace un año y siete meses perdí a mi tercer bebé, un embarazo que nos regaló un vuelco al corazón, donde la alegría inundó la casa, mientras nuestr@s hij@s saltában de ilusión y nosotros sonreíamos sin parar.

FELICIDAD ABSOLUTA.

Pero qué inocentes éramos entonces cuando creíamos que todo siempre sale bien. Un duro golpé que nos azotó con una fuerza que no esperábamos, y meses después aún dolía, dolía y las lágrimas seguían brotando.

Los demás olvidan, pero una madre no. Y en esta experiencia vivo y veo como el padre tampoco olvida. Lo tenemos presente, no solamente en la fechas propias del proceso (hubiese nacido, tendría 6 meses, su primer cumpleaños, su primera navidad, hoy hace un año que se fue…) está presente en nosotros tantas veces, algunas lloramos, otras sonreímos recordando las cosas que nos pasaron durante su corta estancia en la familia.

Pero nunca le olvidamos. Ni lo haremos, jamás.

Mi abuela, en paz descanse, tras más de 60 años aún recordaba a su primer hij@, que por desgracia nació muerto, y fue un puñal que llevó siempre en su corazón.

Por que una madre ama, ama con todo su ser, y no olvida. No.

La Navidad es una de mis épocas favoritas del año, reunirse, juntar a toda la familia y amigos, compartir, adoro la Navidad, pero siempre falta alguien, por desgracia, abuel@s, tí@s, otros seres queridos, y los recordamos con amor, a veces pena, pero nunca se olvida. Y para nosotr@s, para ti y para mí,  siempre faltará nuestro “bolita” querido.

Con todo mi amor,

Gemma Guillamón.-


Bibliografía y recursos:

La cuna vacía

Las voces olvidadas

La muerte, una aurora

Conexiones de amor

Red del hueco de mi viente

Salud mental perinatal

Sin comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies