Porteo Natural | Melancolía. El pasado nunca regresa
16213
post-template-default,single,single-post,postid-16213,single-format-standard,woocommerce-demo-store,ajax_fade,page_not_loaded,,paspartu_enabled,columns-3,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
 

Melancolía. El pasado nunca regresa

Melancolía. El pasado nunca regresa

La cruda verdad es como un jarrón de agua fría, y hoy me moja a base de bien; no tendré jamás un DeLorean para viajar al pasado. Quisiera transportarme a esa dulce época de pañales de tela, lactancia, risas, juegos, harina por doquier, baños interminables… La tristeza, hoy, me invade. Miro a mis hij@s y me sorprende ver cuanto han crecido, pero ¿cuándo?, ¿cuándo ha sucedido?.

 

“Éste pendrive me está matando” me digo, pero sigo click click, viendo foto tras foto, año tras año… y no lo entiendo. “Esa bonita barriga de preñada es de 2005, y a qué año estamos, mmm 2017???? NO LO ENTIENDO!

Siento un mezcla de tristeza, añoranza, sé que mi premen está siendo intensa en cuanto al pasado éste mes, “ha tocado así” me consuelo, pero sé que hasta en los momentos más duros he sido inmensamente feliz, por lo que mis hij@s me han dado, no hay nada que lo equipare. Y sí, hoy siguen riendo, pero desde otro YO, su yo íntimo, más desligado de mí, con sus propios anhelos, ideas, propósitos, ya no agarran fuerte mi mano al cruzar la calle, ni me piden que me bañe con ell@s, ya estamos en otra etapa, bella, divertida, cansada por igual, pero es OTRA ETAPA, y yo me parto en dos. Siento que muere la madre que fui, dando paso a otro tipo de maternaje, y me siento sola, rota, desamparada, sin rumbo… Leo Tormenta cerebral de Daniel J. Siegel (sobre la asolescencia) y lloro aún más. Hoy solo puedo llorar y dejar que ésta marea salada me arrastre… al pasado sin billete de vuelta, por lo pronto, es lo que parece…

*He decidido poner fotos caseras, simples, para reflejar la maternidad real, la del día a día, la que añoro. La que amo profundamente.

Atesoro cada momento, guardo en mi corazón cada regañina, cada salto de alegría, cada mami te quiero. Cada día, al acostarme, trato de reflexionar sobre el día, cómo ha ido, qué puedo hacer mejor… Sé que cada pozo tiene una cuerda, sé que el tiempo pasa, las etapas cambian… y no me puedo anclar al pasado, lo sé, pero hoy toca llorar, y no puedo hacer nada más.

Lo mejor que me ha pasado, sin duda alguna, ha sido ser madre de Estrella y Foc #misvikingas #always

Gemma Guillamón @porteonatural

Sin comentarios

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Los pedidos inferiores a 125 € tienen gastos de envío de 6 €.