PORTEO SEGURO – INFORMACIÓN

PORTEO SEGURO – INFORMACIÓN

Portabebés sí, pero con la máxima seguridad.

A continuación algunas indicaciones para asegurarte de que tu bebé va en el portabebé de la forma más segura posible.

1. Asegúrate de que tu bebé pueda respirar en todo momento. Los portabebés permiten a los padres tener las manos libres para hacer otras cosas, pero siempre deben permanecer activos en el cuidado de su hijo. Ningún portabebés te puede garantizar que tu bebé respira correctamente. Es responsabilidad de los padres hacerlo.

2. Nunca dejes que el bebé llevado en portabebés (o cualquier otro medio) esté colocado de tal manera que el mentón le toque sobre el torso. Esta regla se aplica tanto los bebés que son llevados en brazos, en portabebés, en sillas para automóvil, o en cualquier otro tipo de asiento o situación. Esta posición puede restringir la capacidad del bebé para respirar. Los recién nacidos no tienen el control muscular suficiente para abrir sus vías respiratorias cuando se colocan en esta posición.

3. Nunca cubras la cabeza y la cara del bebé con tela. Cubrir la cabeza y la cara te impide ver como se encuentra tu bebé. Comprueba como está frecuentemente.

4. No saltes, corras o hagas cualquier otra actividad que someta a tu bebé a movimientos de temblor, de rebote o similares. Estos movimientos puede causar un daño en el cuello del bebé, la columna vertebral y / o el cerebro.

5. No utilices nunca un portabebé, cuando viajes en automóvil o mientras conduces una bicicleta. Los portabebés no pueden proporcionar a tu bebé la protección que las sillas homologadas de coche o aquellas diseñadas para ir en bicicleta le proporcionan.

6. Utiliza sólo los portabebés que son apropiados para la edad de tu bebé y su peso. Por ejemplo, las mochilas ergonómicas pueden ser útiles para ir de excursión con los bebés mayores y niños pequeños, pero no son apropiadas para los bebés que no pueden sentarse sin ayuda durante períodos prolongados. Por favor, ten en cuenta el propio crecimiento físico y el grado de desarrollo de su hijo.

7. Inspecciona tu portabebé con regularidad para asegurarte de que está bien. Comprueba el tejido, costuras, hebillas y cualquier otro elemento que contenga. Hazlo cada vez que lo utilices para evitar sorpresas desagradables. No uses un portabebé a menos que te parezca que se encuentra en perfecto estado.

8. Algo que no harías durante el embarazo debido a un riesgo mayor de caídas, tampoco lo debes hacer al llevar un bebé. Por ejemplo, el riesgo de caerse aumenta cuando subes una escalera, montas a caballo, o vas a patinar. Tu riesgo de caída también aumenta en superficies resbaladizas como las de una bolera, una actividad de navegación, nieve o hielo. Cuando un bebé está en el vientre de su madre, se encuentra bastante protegido, pero un bebé en brazos o en un portabebé que no tiene esta protección.

9. Si tienes que usar elementos de protección mientras realizas una actividad significa que no debes hacerla llevando un bebé.  Los portabebés no proporcionan protección auditiva, protección ocular, protección contra proyectiles (como piedras arrojadas desde una cortadora de césped), protección contra los vapores o el polvo que pueden estar presentes al llevar a cabo ciertas tareas de limpieza del hogar, o la protección contra las caídas.

10. Protege a tu bebé contra los agentes externos. Sus extremidades y cabeza pueden necesitar protección solar. No abrigues demasiado a tu bebé y no uses un portabebé en circunstancias que podrían hacer que el bebé sufra estrés por calor. No dejes que tu bebé pase frío en invierno.(Hay excelentes abrigos, y cobertores de porteo, y puedes usar también accesorios como calentadores, zapatitos y gorros).

11. Sé consciente de lo que tu bebé puede alcanzar. En particular, ten en cuenta que un bebé llevado en la espalda puede alcanzar cosas que no puedes ver. No coloques objetos sueltos en el portabebé que puedan suponer peligro de asfixia, puedan dañar a tu bebé, o puedan cubrirle la cara.

12. La nariz del bebé debe estar despejada en todo momento. Cuando el bebé se duerme la nariz debe quedar bien arriba. La tela o la capucha debe sujetar la cabeza y la nuca del bebé dormido.

13. Ten cuidado al consumir alimentos o bebidas calientes cuando tu bebé está en el portabebé.

14. Sujeta a tu bebé con los brazos cuando te inclines o te agaches. Y hazlo siempre doblando las rodillas.

Un portabebé no es un dispositivo de seguridad por sí solo, está diseñado para ayudarte a llevar a tu bebé. Tu eres el responsable de la seguridad de tu hijo/a mientras él/ella está en el portabebé.

Cuando coloques al bebé y ajustes el portabebé recuerda que:
Tu bebé debe estar bien cerca del cuerpo, bien alto en el pecho, en la misma posición que si lo abrazaras con tus brazos. Llevar a tu bebé no debe lesionarte la espalda. Si te duele la espalda es posible que lleves el portabebé demasiado bajo, demasiado apretado, o que el tejido esté retorcido.
El asiento del portabebé no debe cubrir sólo la parte de las nalgas del bebé, sinó que debe llegar desde la parte posterior de una rodilla hasta la otra. Cuanto más amplia sea la tela extenida, mejor soporte y mejor posición obtendremos.

En posición vertical, las rodillas de tu bebé deben situarse al nivel de su cadera o más arriba y en posición “ranita” o “en cuclillas”. Así, se llena la cavidad de la cadera, se alinea la pelvis, y se coloca la columna vertebral en una posición redondeada natural. No coloques las piernas flexionadas de tu bebé debajo su culito. Esta presión en las piernas le podría impedir el flujo de sangre o pinzar un nervio.
Después de amamantar a tu bebé, no olvides volver a tensar el portabebé de manera que  esté bien ajustado y el bebé en la posición correcta. El bebé debe estar siempre lo suficientemente cerca de tí para que puedas darle un beso en la frente.
IMPORTANTE: Bebés prematuros, recién nacidos con bajo peso, bebés con infecciones respiratorias, con bajo tono muscular… deberían ser llevados en una poisicón vertical y no en posición horizontal (cuna, hamaca) en el pecho de su portador. Aquellos que practican los Cuidados Madre Canguro o “método canguro” sitúan a su bebé en posición vertical. La posición horizontal en el portabebé no está recomendada para periodos largos de tiempo porque esta posición con las piernas juntas no es ideal para el correcto desarrollo de las caderas (especialmente en bebés con una displasia de cadera).

Después de leer todas estas indicaciones, te recordamos que debes usar el sentido común y tu mejor juicio cuando se trata de mantener a tu bebé seguro. El bebé más seguro está con su madre atenta, amorosa e intuitiva bien cerca!

Agradecemos a NAP Inc el artículo Babywearing safety. Traducido al español por Kangura.com

Ver artículo original en inglés en Sleepywrap.com

© Este documento no puede ser reproducido, total o parcialmente, sin autorización expresa de Kangura.com y Nap Inc.

Sin comentarios

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies