TE ESPERO

TE ESPERO

En esos momentos me resultaba imposible imaginarte, de hecho tenía claro, que a través de mí, no llegarías a este loco Mundo.

Esos años de vigilias nocturnas entre tetadas, libros y cursos, esos días de taller a la mañana y taller a la tarde con dos peques lactando, esas semanas de idas y venidas cargada de bolsas con material, asesorías, charlas y doble porteo, esas largas horas nocturnas preparando materiales educativos, esos madrugones para responder decenas de e-mails, tantos km en coche recorriendo mi tierra inventando canciones, cuentos y mil teatrillos para que mis peques disfrutaran la vida en cuatro ruedas tras tantas horas en brazos y contacto, ahora veían a mamá y sus divercaras a través del retrovisor, esas paradas-comidas basuras-carga gasolina (otra vez?????) en casi todas las gasolineras de Cataluña (me veían y ya daban palmas), esos cangurajes que me salían uno tras otro, los malabarismos económicos y sobretodo de TIEMPO, tiempo para el parque, los cuentos, las compras, las actividades, la cocina, la limpieza, los cursos que recibía y los que impartía, las lecturas nocturnas…,no amor, en esos años NI TE OLÍA!

Pero todo pasa, todo llega, las etapas cambian, todo crece, evoluciona… y empecé a desearte bajito y lentamente, después a nombrarte en voz más viva, luego empecé a soñarte y darte forma en mis noches, después llegaron las ensoñaciones y las conversaciones diurnas, ya sí, ya eras un DESEO luminoso que me atravesaba días y noches.

La vida nunca sabe una hacia donde la llevará, ahora vivimos en el bosque, corro en él, me nutro de la madre Tierra de forma consciente, convivo con humanos y peludos de cuatro patas, sigo con mis insomnios entre libros y películas, sigo apuntándome a cursos, sigo siendo igual de impulsiva (aunque me paro a valorar, de vez en cuando) y apasionada, mis todo o nada, pero me siento más en paz, más tranquila, he aprendido taaaaanto en estos años de como organizar una casa, dos trabajos y el homeschooling, me siento preparada mental y emocionalmente, amor. De mis pechos ya no brota leche, aunque si amor y dulzura, mi cuerpo está en forma (quizás no del mismo modo como cuando acogí a tu hermana en 2005, pero me lo he venido trabajando), mi útero fuerte al igual que mi vagina. Mi cuerpo está, también, preparado.

NO te haré promesas, las palabras se las lleva el viento, no te diré como será o lo que pasará, pues sé que me observas desde hace largo tiempo, y pues, ya sabes quien soy.

Te espero junto al fuego mientras leo cuentos a Estrella y Foc.

Te quier amor.

Mamá.-

10647194_887332004633146_971146816434367867_n

preconcepción, deseos, beingmommy, bebés, amor.

Comparte en:
3 Comentarios
  • Mau
    Publicado en 11:34h, 22 enero Responder

    Me alegro mucho Gemma <3

  • Vanessa
    Publicado en 11:53h, 22 enero Responder

    Que bonic!!
    Moltes felicitats!

  • Arantza
    Publicado en 22:57h, 22 enero Responder

    Simplemente, precioso. Yo estoy aún a medio camino…

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies